diumenge, 28 d’octubre de 2018

Fluir...

Sí.
Sí.
Sí.
Digo sí y todo se abre.
Se abre el corazón.
Se abre el pensamiento.
Se abre el sentir de la Vida que es un Sí a todo.

Y cuando menos lo espero,
Todo se vuelve a cerrar.
Caigo en la oscuridad.
Y aparece un No rotundo aunque a veces silencioso.
El rechazo a lo que parece suceder fuera de mí.

A veces me desanimo.
Aunque cada vez con más frecuencia
recuerdo el fluir.

Estoy aprendiendo.
Es normal que aún me pierda.
Recuerdo que todo es correcto según mi voluntad.

Abrir y cerrar.
Fluir.
Un juego inocente.
Gracias…

Foto: Carme Mompó i Avilés. Collbató. Barcelona

dilluns, 15 d’octubre de 2018

El arte de permitir

Foto: Carme Mompó. Barcelona

Me siento sola.
Me duele el corazón.
La mente no para de pedir: haz más, haz más.
En mi pecho crece un huracán.
Nunca hay suficiente.
Siempre la sensación de poder haber hecho algo mejor.

De pronto paro.
Lo veo.
Es el programa con su desprecio constante a este instante.
No sé cómo salir de ello.

Quizás la salida está en amar este instante huracán…

Internamente doy un paso atrás y permito que suceda.
Siento como mi corazón se abre.
Puedo acoger este momento.
Me doy cuenta de que, si está en mi consciencia, ya ha sido acogido.

Descubro una y otra vez que no puedo hacerlo sola.
No sale.
Solo cuando permito, sucede.
Quizás amar es el arte de permitir.

Permitir que se vaya lo que ya no está.
Permitir sentir lo que está aquí.
Permitir creerme que puedo hacerlo sola.
Permitir sentirme pequeña y sin valor.
Permitir identificarme con el cuerpo.

Una mirada dulce que permite lo que ve,
Porque se sabe todo.
Porque sabe que es solo un juego inocente.
Gracias.

Comienzo a sentir la alegría de la Vida.
Son como pequeños saltitos que vibran en mi experiencia.
Te amo.
Me siento amada.
Me siento.
Amor.

dilluns, 1 d’octubre de 2018

Sin papeles...


Foto: Carme Mompó. Plaça de Sants. Barcelona.

Sin papeles.
Perder los papeles.
Tener los papeles en regla.

¿Qué hay más allá de los papeles que interpreto?

Siento la relación con mis papeles.
Unos me enorgullecen. Otros me avergüenzan y los rechazo.

El devenir cambia los papeles sin certificado previo de aviso.
Duele.

Una voz me habla más allá de esos papeles.
Es calmada, comprensiva (lo comprende todo)…
Me ayuda a ver.
Yo soy la que doy significado a los papeles.

¿Puedo ser el devenir que contempla y acoge el vaivén de esos papeles?
¿Puedo amar con mi presencia los papeles que interpreto a cada momento?
¿Puedo amar el rechazo a los papeles que me avergüenzan?

Sí, sí puedo.
Abro esa posibilidad en mi mente.

Me uno a la voz que observa.
Me uno a la sabiduría que siento calladamente más allá de mis interpretaciones.
Siento…

Sé que en la ilusión del tiempo, volveré a creerme mis significados insignificantes.
Pero Ahora mi Voluntad es clara:
Soy la comprensión.
Estoy aquí para amar con mi presencia el devenir.
Estoy aquí para amar los papeles que interpreto, más allá de mis pequeñas creencias.
Estoy.
Soy.
Me abro a recibirme completamente, sin condiciones.

Gracias, gracias, gracias…