dilluns, 15 d’octubre de 2018

El arte de permitir

Foto: Carme Mompó. Barcelona

Me siento sola.
Me duele el corazón.
La mente no para de pedir: haz más, haz más.
En mi pecho crece un huracán.
Nunca hay suficiente.
Siempre la sensación de poder haber hecho algo mejor.

De pronto paro.
Lo veo.
Es el programa con su desprecio constante a este instante.
No sé cómo salir de ello.

Quizás la salida está en amar este instante huracán…

Internamente doy un paso atrás y permito que suceda.
Siento como mi corazón se abre.
Puedo acoger este momento.
Me doy cuenta de que, si está en mi consciencia, ya ha sido acogido.

Descubro una y otra vez que no puedo hacerlo sola.
No sale.
Solo cuando permito, sucede.
Quizás amar es el arte de permitir.

Permitir que se vaya lo que ya no está.
Permitir sentir lo que está aquí.
Permitir creerme que puedo hacerlo sola.
Permitir sentirme pequeña y sin valor.
Permitir identificarme con el cuerpo.

Una mirada dulce que permite lo que ve,
Porque se sabe todo.
Porque sabe que es solo un juego inocente.
Gracias.

Comienzo a sentir la alegría de la Vida.
Son como pequeños saltitos que vibran en mi experiencia.
Te amo.
Me siento amada.
Me siento.
Amor.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada